domingo, 30 de junio de 2013

Superman es mudo


Sí, habéis leído bien. Entre los superpoderes de superman no entra la supercapacidad de hablar. Creo que se la anularon debido a la superhabilidad de quitarse la camiseta. Y es que a Henry Cavill no le hace falta abrir la boca para coronarse rey de los superhéroes, pero tampoco hubiera estado mal que hubieran dejado al chico decir dos frases seguidas. Menos mal que todos sabemos cuál es el origen de este superhéroe y su entrañable personalidad porque lo que es profundizar en diálogos no es que profundice mucho que digamos. A Lois Lane esta vez nada más que le han hecho falta un par de sonrisas seductoras y un par de salvamientos de vida para caer rendida a sus pies. Pero claro, si queréis saber algo más de superman os leéis un comic, que si vais a ver la película es para ver como se zurran en movimiento.



En resumen, una vez más algo, que ya hemos visto, Manhattan destrozado por aliens y un superhéroe banal y sin profundidad que viene a rescatarnos. ¿Soy la única que no ha empatizado con ningún personaje durante toda la película?

Y el caso es que pintaba bien pero se ha quedado en una fotografía bastante currada con efectos especiales un poco mediocres a ratos, un superman con demasiada gomina y poco don de gentes y una película con muchos puñetazos y poca sensibilidad que ha intentado salvarse con un final polémico y que pretende dar humanidad a un personaje que en el resto de la película no es más que un pelele pega puñetazos.

Una lástima, porque el mundo necesita superhéroes, pero no de este tipo. Mi recomendación si os habéis quedado con ganas de salir del cine supersuperheroizados es que os leáis algún comic aprovechando que el Universo DC ha sido reseteado. Yo por mi parte y dado que las pelis de superheroinas arrasan menos, os recomiendo supergirl y batgirl, sobre todo esta última. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada